El litoral de Torrevieja es muy extenso, contando con un total de 14 km de costa en la que podrás encontrar multitud de playas, calas y rincones en los que refrescarte. De norte a sur destaca la Playa de La Mata, la más extensa, con casi dos kilómetros de longitud y un sistema dunar caracterizado por la abundancia de dunas fósiles.

Si te gustan las playas amplias y tranquilas, La Mata es una gran elección. Un poco más al sur, en el lugar donde algunos historiadores localizan el germen de lo que hoy es Torrevieja, encontramos el Cabo Cervera y la playa del mismo nombre: Playa de Cabo Cervera. Aquí se localizaba una antigua Torre Vigía, la llamada Torre del Moro, por cierto, con un mirador turístico desde el que puedes disfrutar una panorámica espectacular que abarca desde el Mar Menor -al sur- hasta el Cabo de Santa Pola – al norte-.

Si seguimos recorriendo el litoral hacia el sur nos encontraremos con “Las calas”, una zona de tranquilas calas en las que puedes practicar buceo o simplemente disfrutar de un buen baño. Al sur de “Las Calas” encontramos la Punta del Salaret, que da abrigo a la Playa de Los Locos, una llamativa acepción que se desprende del antiguo sanatorio que allí existía. Esta playa, ya dentro del casco urbano torrevejense, posee multitud de servicios para el visitante.

Como habrás podido comprobar, Torrevieja cuenta con un clima excepcional; un clima mediterráneo muy influenciado por la cercanía del mar y la situación desplazada dentro de la península ibérica, a sotavento de los frentes nubosos del oeste. Este hecho origina una temperatura media anual muy suave y una gran cantidad de horas de sol al año, un clima que, junto a otros factores, ha situado a Torrevieja como un lugar idílico para residir y como no, disfrutar del mar.

Si lo deseas, podrás degustar en alguno de sus kioscos el “famoso” pulpo seco torrevejense, al que obligatoriamente deberás acompañar con una fresca “Paloma”, entre otras muchas exquisiteces. Si sigues camino al sur, dirección al centro de Torrevieja, pasarás por la Cala o Curva del Palangre y Punta Margalla, en la que se ubica el Monumento a las Culturas del Mediterráneo, espacio comúnmente conocido como “Las Columnas”.

Desde este hito ya podemos observar la playa más famosa de la ciudad, la Playa del Cura. De este lugar debemos resaltar la gran cantidad y calidad de servicios que ofrece al turista, con numerosos restaurantes, chiringuitos, kioscos, etc., en los que podrás refrescarte y disfrutar entre baño y baño de infinidad de posibilidades para vivir una experiencia única. Una playa perfecta para disfrutar de un día diferente con la familia.

La información publicada aquí proviene de la web de la oficina de turismo de Torrevieja. La foto es de Pexels.

Nuestro próximo post será dedicado a la segunda parte de esta serie de dos artículos sobre Torrevieja al sur de la Costa Blanca. ¡No te lo pierdas!

Mientras tanto, aconsejamos a nuestros lectores descubrir más sobre la Vega Baja y Rojales, un sitio único muy cerca de la increíble urbanización de Ciudad Quesada, en nuestro artículo: La huerta de Rojales (Vega Baja), un paisaje único que ver sin falta.

Pin It on Pinterest

Share This