Para poder disfrutar de los placeres de la gastronomía, la Ruta del Vino de Alicante le da la oportunidad de descubrir los recursos y servicios turísticos de interés de las zonas vitivinícolas. Conozca bodegas con historia, adéntrese en el mundo mágico de los viñedos, descubra vinos con alma y una gastronomía excepcional.

La ruta del vino en un fascinante viaje que une las comarcas del Vinalopó al sur y las Marinas al norte, diferenciadas pero unidas por un mismo símbolo, la gastronomía. Junto a playas azules y montañas pegadas al mar, hay otro territorio por descubrir rico y variado, donde los municipios cuentan con un rico patrimonio cultural, que descubrirá a través del Enoturismo.

Además del  privilegiado clima durante todo el año y el atractivo de sus fiestas y eventos de carácter turístico y cultural, la Ruta del Vino de Alicante permite disfrutar de la cultura del vino desde una perspectiva diferente.

Cada vino de la provincia forma parte de la gastronomía local como los arroces con conejo y caracoles, gazpachos, embutidos y pastas típicas. Vinos blancos, rosados, tintos, dulces, de licor, espumosos y no olvidamos el Fondillón, el buque insignia, un vino que no deja a nadie indiferente.

La información publicada en este artículo proviene del diario Información en su edición del 29 de Septiembre.

La gastronomía forma parte de la calidad de vida y del buen vivir que ofrece la provincia de Alicante a sus visitantes y residentes como publicamos en nuestro post Comer bien en un restaurante de carretera cuesta muy poco en la provincia de Alicante.

Pin It on Pinterest

Share This