Las playas de la provincia registran de nuevo numerosos visitantes a cinco días para despedir 2016. Los cerca de veinte grados de temperatura máxima que se alcanzaron ayer en las playas de Alicante invitaron a pasar el día en la playa, descansar en la arena e incluso, a pegarse un baño cuando tan sólo faltan cinco días para acabar el año.

Hace 90 años, una gran nevada cayó en Alicante, el 25 de diciembre de 1926. Un gran manto blanco cubrió la ciudad y la temperatura mínima cayó por debajo de los 3 grados bajo cero.

Ayer, las playas se llenaron de gente con ganas de disfrutarlas pero para llegar hasta le mar para poder bañarse, había que pisar las algas que el temporal del fin de semana pasado dejó en las playas de la provincia. La Concejalía de Medio Ambiente ya avisó que los restos de algas no son basura, que demuestran la buena salud del mar y que, además, ayudan a frenar la erosión de los arenales.

Las playas, pese a las algas, se volvieron a llenar en las horas centrales del día y no sólo las playas sino que el buen tiempo puso también las terrazas a rebosar ya que las temperaturas invitaban a tomar algo frente al mar.

La ocupación hotelera es alta, sobre todo en Benidorm donde muchos hoteles van a colgar el cartel de completo. La ocupación turística media en la Costa Blanca está en el 75% para las Navidades, cinco puntos más que en 2015, por el turismo británico y las reservas de visitantes de la propia Comunidad Valenciana.

La información de este post proviene principalmente de un artículo publicado el 27 de diciembre en el Diario Información.

Alicante y Murcia ofrecen a sus habitantes y visitantes una entorno increíble todo el año. Uno de sitio más destacados es La Manga (Murcia), icono turístico por excelencia.

But this coinage’s chances out in the real scan the facts here now world

Pin It on Pinterest

Share This