La adquisición de una casa cobra últimamente más sentido con el mercado de la vivienda en auge y la mayoría de las variables económicas e inmobiliarias favorables a la compra. La compra de una casa conlleva una serie de preguntas sobre un sector desconocido para la mayoría.

La evolución de los precios, de las hipotecas, de la oferta y de la demanda son las grandes dudas a disipar por los potenciales compradores.

Precios al alza

Para empezar, ¿qué pasará con los precios? ¿Seguirán creciendo como lo hacen desde 2014? El último dato publicado por los registradores de la propiedad apuntaba a una apreciación de las casas del 7,5% durante el segundo trimestre de este año respecto al mismo periodo de 2015.

Financiación barata

Sin duda, los hipotecados viven un momento muy dulce. Con los tipos de interés actuales, el coste de los préstamos, tanto variables como fijos, está en niveles históricamente bajos. Actualmente, hay ofertas de Euribor +1%, o incluso con un diferencial inferior, y préstamos con un interés fijo por debajo del 2%. La cuestión es hasta cuándo continuarán comercializando los bancos estos productos. El gerente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), prevé que los tipos bajos “se prolonguen durante bastante tiempo e irán en aumento en el medio plazo“. “Aunque hubiera subidas de los tipos de interés, éstas no serán drásticas. No pasarán del 0% al 3% en un corto espacio de tiempo“, indica.

La otra pregunta es la elección de un interés variable o fijo. El gerente de la Asociación Hipotecaria Española aclara que ambas opciones tienen ventajas e inconvenientes. “Con el tipo fijo, que es una excelente opción, ahora se paga más, pero se logra estabilidad en las cuotas y no se asume riesgos. Por contra, el variable hoy es más bajo, pero fluctúa“.

Más y mejor oferta

La tercera variable a despejar por el potencial comprador es la oferta.  Parece que habrá más viviendas para adquirir. La cifra de permisos para construir nuevas casas crece desde 2014. En 2015 incrementó un 42,5% y este alto ritmo se mantiene en 2016. De este modo, y a la vista del incremento de la oferta, el tiempo juega a favor del comprador.

En cuanto a la tipologías, expertos dicen que los pisos de tres y cuatro habitaciones encabezarán la lista porque son los más demandados pero que el aumento de la obra nueva irá equilibrando las compraventas de segunda mano (hoy más del 80% de las operaciones) y de vivienda nueva.

Demanda reactivada

El último parámetro que un comprador debe tener en cuenta es la demanda. Dicho en otras palabras, la competencia. Porque no es lo mismo entrar en un mercado sin compradores que con muchos. Más compradores se transmite por mayor presión en el precio y menos dónde elegir. Y todo indica que esta tendencia de demanda solvente irá a más.

La demanda de casa seguirá en 2017 por la senda de la recuperación, empujada, sobre todo, por el crecimiento económico y los bajos tipos de interés“, comenta el Presidente de la Fundación de Estudios Inmobiliarios (FEI).

La información publicada en este post proviene de una artículo publicado en El Mundo el 2 de septiembre.

Invitamos a nuestros lectores a descubrir nuestro artículo relacionado del 21 de julio: Aumento de las licencias de construcción de nuevas viviendas en España.

Pin It on Pinterest

Share This