Siempre nos quejamos de lo mismo. Falta de espacio, escasez de orden, pero en realidad no es cuestión de estirar los metros, sino de sacarles mejor partido. Hoy te dejamos una lista de cosas que es muy posible que tengas en casa y que en realidad no necesitas.

1 – Una vajilla, dos vajillas, tres vajillas

¿De verdad hace falta tantos platos? Claro que no, con más razón si la cocina es pequeña. En mi salón tengo dos vitrinas llenas de menaje, estos artículos que se empeñaban en comprar nuestras madres. Mi próximo objetivo es retirar de la cocina y salón todos esos vasos, platos… que se han quedado descolgados de sus juegos, o que se han ido rompiendo.

2 – Cantidad de productos químicos de limpieza

Es impresionante ver la cantidad de productos químicos que tenemos en casa y que nunca usamos. Hay muchos productos alternativos que no incorporan química y que te van a dejar la casa mejor. Pégale también un repaso a los cajones del baño. Seguro también encuentras una buena colección de botellas, sprays y cosas varias, que sólo usaste una vez y no te convencieron.

3 – Demasiados muebles

Es uno de los errores que cometemos con frecuencia. Acumular muebles viejos por no tirarlos en su momento, que acaban llenos de trastos. Seguro que tienes por ahí algún que otro mueble totalmente pasado de moda que te pide a gritos o un cambio de look o en el peor de los casos, que lo tires. Siempre está la opción de usar alguna aplicación para venderlo, tipo Wallapop.

4 – Sábanas o toallas antiguas

Si lo piensas bien, en realidad con tener un juego de sábanas y otro de repuesto, tienes lo que necesitas. Y si nos gusta ir variando más a menudo, con 3 juegos tenemos suficiente. Con las toallas, pasa lo mismo. Puedes necesitar más de dos juegos pero todos esos pobres trozos de tela de baño que ya no tienen ni color, hazles el favor de jubilarlas que ya se lo han merecido.

5 – Cosas duplicadas

Dos mesitas de noche, dos lámparas iguales, dos mesitas iguales a cada lado del sofá… ¿Por qué? En el dormitorio por ejemplo, no necesitas tener dos mesitas idénticas. Se puede poner sólo una, original, distinta, bonita, y al otro lado poner una cómoda que nos sirva para guardar. También puedes usar una silla vieja que restaures. Si tienes metros suficientes, puede que añadir 2 muebles iguales te aporte equilibrio, pero si no tienes este espacio necesario para ello, existen alternativas. Romper un poco la simetría también aporta un toque personal de decoración!

La información publicada en este post proviene principalmente de un artículo en decoracion.facilisimo.com.

Dedicaremos nuestro próximo post a la segunda y última parte de estos consejos.

Mientras tanto, te invitamos a descubrir nuestros Consejos para combinar el color del año en casa.

Pin It on Pinterest

Share This