Este martes arrancó el verano. Si todavía no ha llegado el fuerte calor, el sol se asoma y deja entrever que pronto llegarán los días de ventilador y aire acondicionado. Pero por suerte existen varios métodos que aportan alivio más allá del aire acondicionado.

Proponemos en este post el y siguiente, que publicaremos la semana que viene, una serie de consejos sencillos para proteger nuestra vivienda del calor estival.

La fuente de información original de esta serie de 2 posts es un artículo publicado el día 21 de junio en el periódico El País.

La importancia de la orientación

Es fundamental tener en cuenta la orientación del edificio antes de elegir los métodos que permitirán combatir el calor. Las viviendas orientadas hacia el sur serán las más golpeadas por el sol durante las horas de calor más intenso —de 12.00 a 14.00 horas—, pero las construcciones que dan hacia el oeste resultan las más complicadas de proteger, debido a que la fachada se calentará a lo largo de todo el día.

Una orientación este-oeste va a hacer que el calor entre durante todo el día en el salón y al atardecer se dirija a las habitaciones incrementando su temperatura justo antes de ir a dormir. En este último caso, se recomiendan toldos verticales o persianas dando que el sol está muy bajo.

Los toldos y las persianas

Los toldos y las persianas son algunas herramientas para luchar contra el calor estival, pero es necesario saber elegir el más adecuado en función de las necesidades. Asimismo, una revisión de las ventanas y de sus marcos, una elección adecuada de las telas protectoras de los toldos, el uso de burletes o de una decoración más adecuada a las altas temperaturas pueden ayudarnos a reducir la sensación térmica en hasta 10 grados centígrados.

Los toldos

No todos los toldos son iguales. Varían en funcionalidad y en precio. “La tela de poliéster es la más económica pero también es más frágil que el resto. Por el contrario, los materiales acrílicos o microperforados son más caros pero protegen mejor frente a los rayos solares”, detallan en el portal Habitissimo. “Los colores oscuros neutralizaran mejor los rayos del sol, y un toldo de calidad puede reducir el calentamiento hasta en 10 grados y evitar el efecto lupa”, ya que detiene la radiación antes de cruzar el cristal.

En función de la orientación de la vivienda, será recomendable el uso de un tipo u otro de toldo. Para ventanas expuestas a la luz directa del sol es aconsejable el toldo de punto recto, que cae en vertical, mientras los extensibles son más adecuados para terrazas o ventanas expuestas al sol solo durante ciertas horas. “Las pérgolas que permiten también incluir protección en los laterales son muy aconsejables para ventanas con orientación oeste ya que el sol está más bajo y los rayos impactan de forma más directa”, según Habitissimo.

Se recomienda que el toldo sea motorizado y dotado de una sonda lumínica para que, por sí solo, vaya abriéndose cuando da el sol. Expertos aseguran que una buena elección en este sentido permitirá ahorrar hasta un 80% en el consumo de climatizadores, ya que la fachada no soportará temperaturas tan altas. El precio oscila en función de la dimensión. Por tres metros de ancho podemos encontrar toldos motorizados por menos de 1.000 euros.

Las persianas y las cortinas

Es recomendable que las cortinas tengan colores claros para no atraer la luz del sol. Pero solo se trata de capas adicionales, ya que es mejor eliminar el calor antes de que entre en casa. Expertos aseguran que en invierno las persianas permiten ganar hasta cuatro grados de temperatura frente a una ventana sin persiana, y en verano reducen en un 70% la entrada de calor.

Como con los toldos, se recomienda comprarlos motorizados con un detector “con función solar/crepuscular”, para que se cierren automáticamente cuando llega el sol y se reduzca así el uso de aire acondicionado. La opción de motorizarlas, eso sí, tiene un coste importante en comparación con los sistemas básicos tradicionales.

Recodamos a nuestros lectores que publicamos el día 22 de junio un artículo sobre como preparar la casa para el verano: Consejos para decorar nuestra casa en verano.

Continuará la semana que viene…

Pin It on Pinterest

Share This