El viernes pasado publicamos la primera parte de nuestros consejos para ahorrar en nuestro consumo doméstico: el agua y la calefacción. Hoy terminamos esta serie de dos artículos con la segunda parte de nuestros consejos: la luz y los electrodomésticos.

 

La factura de la luz

Imposible concebir tu día a día en casa sin electricidad. Desde las lámparas que has elegido con tanto esmero para cada una de las habitaciones, a esos electrodomésticos sin los que ya no puedes vivir. Por no hablar de los equipos informáticos y aparatos de última generación conectados a la red. Esos compañeros online que se han vuelto inseparables.

Hay soluciones fáciles para que la factura de la luz de casa se reduzca considerablemente y puedas ahorrar en tu consumo doméstico. Soluciones que casi seguro no conoces y que a partir de ahora pondrás en práctica y verás cómo ahorrar es posible. ¿Preparado?

Puedes empezar por las bombillas de tu casa. Pásate sin dudarlo a los LED. Han supuesto una auténtica revolución para el universo de las bombillas tradicionales. Su principal cualidad es que son capaces de emitir luz durante mucho tiempo a cambio de un gasto mínimo. O lo que es lo mismo, con ellos podrás ahorrar hasta un 90 por ciento del consumo de iluminación de tu casa.

Así pues, son una opción infalible para ahorrar en tu consumo doméstico. No lo dudes. Lo siguiente será elegir diseños, porque existe una oferta amplísima que facilita mucho dar con el modelo que se ajusta a tus necesidades y gustos. También te sorprenderán sus prestaciones; hay LEDs con reguladores de luz, cambio de color y hasta con Bluetooth.

 

Los electrodomésticos y aparatos electrónicos

Ahora le toca el turno a los electrodomésticos y a los aparatos electrónicos. Conseguirás que gasten menos y duren más si instalas en ellos eliminadores de stand-by, también conocido como consumo fantasma. No te asustes, ahora explico qué significa el término. Según estudios del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, los electrodomésticos vienen a gastar al año entre 30 y 50 euros cuando permanecen en modo stand-by. Es decir, están gastando sin ser usados.

Con estos datos, ya sabes otra manera de reducir un poquito el recibo de la luz y, por tanto, ahorrar en tu consumo doméstico. Observa detenidamente a tu alrededor y verás cuántos aparatos electrónicos pueden ayudarte a gastar menos si colocas estos eliminadores de stand-by, que son regletas especiales. La tele, las lámparas del salón, el ordenador y todos sus periféricos, etc.

Si te estás preguntando cómo pueden quedar estos elementos en tu decoración, no te preocupes. Son ideales para colocar detrás de los muebles gracias a su cable alargador y su interruptor de pie. Así no quedan a la vista y son cómodos de encender. Y lo mejor de todo. Habrás logrado decir adiós al consumo energético innecesario.

Esta información fue publicada inicialmente en la web decoracion2.com. La foto es de Freepik.

 

Ya lo sabes todo sobre como ahorrar en tu consumo doméstico. Ahora, hay que ponerlo en práctica. ¡Ya verás que fácil! La semana pasada publicamos la primera parte de consejos para ahorrar en nuestro consumo doméstico. Si te lo has perdido, te invitamos a leerlo aquí.

Bringt juristische hausarbeit schreiben lassen man einige tropfen tinte in ein glas mit wasser, so verteilt sich die tinte allmählich von selbst im gesamten wasser

Pin It on Pinterest

Share This