Los precios de la vivienda turística ya crecen con fuerza en muchas zonas de costa, como las Islas Baleares, Canarias, Málaga, Cádiz, Alicante y Gerona. Más de la mitad de las zona de playas de España están en clara recuperación de precios o presentan indicios de ella y muy pocas zonas siguen en retroceso según indica un artículo del 4 de julio del periódico Expansión.

El mercado de la vivienda ya despega con una fuerza creciente, sobre todo en las grandes ciudades. Sin embargo, hay algunas áreas que sobresalen especialmente: las costas, donde el 56% de las zonas están en recuperación y la demanda extranjera y el limitado stock en las zonas prime ha dado vigor a la subida de los precios inmobiliarios.

Así, destacan los archipiélagos balear y canario, con varias áreas en “clara recuperación“, seguidas de la Costa del Sol (Málaga) y la Costa de la Luz (Cádiz). Además, hay importantes mejorías en Barcelona, Gerona y Alicante. En estas zonas una buena porción del stock de vivienda sin vender ya no está disponible debido a la multiplicación de las transacciones, lo que ha incrementado la nueva construcción.

Hay varias claves que apuntan al prolongamiento de la tendencia alcista. “Llevamos varios trimestres viendo una subida moderada pero estable de los precios, la demanda extranjera sube con mucha fuerza, sobre todo en la costa, por lo que el remanente de vivienda sin vender ya se empieza a agotar en muchas zonas“, apunta Beatriz Corredor, directora de Relaciones Institucionales del Colegio de Registradores de la Propiedad.

La Comunidad Valenciana es una de las zonas mas heterogéneas, ya que las zonas que todavía se encuentran en frase de ajuste (sobre todo en Castellón) conviven con otras áreas que ya muestran fuertes síntomas de recuperación. Todas ellas cuentan con ciudades con fuertes incrementos de precios, como sucede en Benicarló (13,2%), Peñíscola (10,9%), Orihuela Costa (9,8%) o Benicasim (8,5%). A grandes rasgos, la provincia de Alicante concentra la mayor parte de las zonas en proceso de recuperación.

Murcia es otra de estas zonas con exceso de stock, donde los precios todavía están cayendo en la mayor parte de las zonas costeras. Sin embargo, se observan algunos indicios de recuperación, tales como el incremento de los precios en La Manga del Mar Menor. También se ha acelerado el ritmo de ventas, lo que ha permitido dar salida más rápidamente a la obra nueva.

Por lo tanto, como hemos explicado en nuestro artículo Invertir en viviendas vuelve a despertar interés, los datos confirman una clara recuperación del sector inmobiliario, sobre todo en la costa española, como es el caso de la Costa Blanca en la provincia de Alicante y hacen de la vivienda de segunda mano pero también de nueva construcción, una inversión segura y rentable.

Este estudio también confirma la importancia de la inversión extranjera en la compra-venta y la construcción de viviendas en nuestro país y sobre todo en las zonas más demandas como la Costa Blanca, tal y como publicamos en nuestro post Alicante es la provincia española con más vecinos extranjeros.

Pin It on Pinterest

Share This